¿Deberíamos los dueños de perros pagar impuestos por tenerlos? ¿Qué habría que exigir a cambio?






Zamora va a cobrar a los propietarios de perros. Serán 9 euros al año, poquito dinero, pero teniendo en cuenta que tienen unos 10.000 perros censados en el municipio se traduce en un piquito.

Dicen que dedican 200.000 euros al año en bienestar animal: censo, bolsas, zonas de esparcimientos, limpiezas y campañas de sensibilización. A sufragar eso irá destinado ese impuesto. La noticia tuvo mucho recorrido, aunque es de ley decir que no es ni mucho menos el primer municipio que propone o impone un impuesto así.

“En Barcelona se paga impuestos por tener perro de toda la vida… Es un impuesto anual… Pero como censarlo depende del dueño, la inmensa mayoría no lo paga… A mí me parece bien que se paguen esos impuestos, pero también estaría bien que se viera que sirven para algo”, me contaba Anna. “En Puertollano se cobraba hasta el año pasado 8 euros. Al principio no nos parecia mal si se acondicionaban zonas para ellos, ponian bolsas, fuentes o era destinado a la protectora. Dinero que cogían se lo gastaban en otra cosa. Para los animales no iba nada. Este año ya no lo pagamos por tantas quejas que hubo”, explicaba Rosana.

También que en otros países es la norma, Maike Bosselmann me explicaba que “en Alemania se pagan entre 40€ y 120€ anuales de impuestos por perro dependiendo de cada localidad. Un segundo o tercer perro sale más caro aun, he visto tarifas anuales de 160€ para un segundi perro y 180€ para un tercero”.

Luca es un cruce de pastor alemán de ocho años que busca hogar. [email protected]


Tener que pagar un impuesto puede no ser mala idea, si a cambio permite exigir que efectivamente se dispensen bolsas (siempre mejor biodegradables, hay que ir poniéndose las pilas, yo la primera), que haya espacios perrunos en condiciones, y sobre todo que efectivamente haya campañas que promuevan la adopción, la necesidad de esterilización y de tener en buenas condiciones a nuestros animales y un control humanitario de las colonias felinas urbanas.

Yo no estaría en contra de pagar impuestos por tener animales. El problema es que me veo ya escéptica respecto a que revirtiera en lo que aseguran. La confianza en la buena gestión por parte de las distintas administraciones públicas.

Y me da la impresión de que es una percepción generalizada. Cuando salió la noticia, hace un par de semanas, pregunté por redes sociales por esta medida y muchos propietarios de animales se manifestaban de semejante manera.

“Para nada de acuerdo, no se verán más zonas para ellos, pipicanes, zonas de juego, más ayudas a protectoras… Sólo es para que alguien se llene los bolsillos”, decía Ana. Otra Ana añadía: “Para mí está claro. No puedo decidir si es bueno o malo sin tener claros los mecanismos de control del gasto de ese dinero, y a qué partidas se va a aplicar realmente. Sí me parece que la cantidad es asumible, no creo que nadie abandone a su animal por no pagar nueve euros al año…”.

La confianza en nuestros políticos y las personas que designan no pasa precisamente por su mejor momento.

También muchos decían algo que yo también creo, que sería un impuesto que iría a recaer en la minoría que hace las cosas bien, en esos que tienen a sus animales chipados, vacunados y cansados en el ayuntamiento. La mayoría de los perros y gatos que llegan a las protectoras procedentes del abandono no lo están. Esos dueños irresponsables, esos maltratadores, no van a pagar impuestos.

“Creo que se recaudaría mucho, muchísimo más dinero si se multase a toda esa gente que maltrata a los animales, que mata camadas porque se niega a esterilizar, que deja morir de hambre o sed a los animales a su cargo, que les condenan a cadena o encerrados en zulos de por vida… ahí se sacarían miles de millones de euros y acabaría el abandono y maltrato animal”, apuntaba Elsa.

Por supuesto, también los hay en contra. “Si es para limpiar las calles NO. El servicio de limpieza municipal es ilegal cobrarlo. Otro debate sería que estuviesen exentos los que han adoptado animales en protectoras municipales. Han realizado una labor que ahorra dinero a las arcas”.

Termino con la aportación de Perfe Arias, que va en una línea semejante y muy razonada:

La pregunta sería otra distinta. Yo no utilizó polideportivos ni zonas deportivas municipales ¿Por que tengo que pagarlas? Yo no utilizo ninguna zona de ocio joven ni de tercera edad ¿Por que tengo que pagarlas? Podría poner ejemplos y no acabar, y tener un animal como miembro de la familia no es un capricho, mal vamos entrando en el juego de justificar una a tasa, por pequeña que sea, a cambio de que las administraciones hagan las cosas a las que ya están obligadas.

En un país que esta a la cabeza en cifras de abandono me parece contraproducente.

Voy a ceñirme a la Comunidad de Madrid, en la que existe Sacrificio Cero y, por tanto la obligación de la administración de mantener a los animales que son recogidos en óptimas condiciones de bienestar a todos los niveles. Eso supone un coste obligado para las administraciones.

Un coste que todas y cada una de las personas que adoptamos hacemos nuestro y ahorramos a la administración.

En concreto, la tasa diaria por mantenimiento de animal con propietario (recogido porque se ha escapado u otras causas) gira en torno a los Seis Euros, tasa que no debe suponer beneficio alguno a la administración. Multipliquen por 365 y verán en cuanto se cifra el ahorro que suponemos cada adoptantes a la administración.

Creo que la aportación que realizamos los adoptantes ya supone unos cuantos miles de euros por persona/animal/año.

Creo que la pregunta no debe ser si lo vemos o no acertado este impuesto sino si vemos acertado que eso se extienda y se cobre impuestos también por el uso de zonas infantiles en los parques, por el uso de aparatos de gimnasia para mayores, etcétera.

Sinceramente, creo que no todo se solventa vía impositiva para los usuarios específicos sino que hay cuestiones de interés general que deben ser sostenidas por todos [email protected] [email protected]

Creo que los propietarios de animales aportamos con creces muchísimo más de lo que recibimos a cambio, y no valen argumentos sobre la limpieza, mantenimientos de Sanecan, etc., porque el civismo es cosa de [email protected] y va mucho más allá de las cacas y micciónes, hay papeles, plásticos, y residuos que hacen que dicho problema solo se solvente con medidas preventivas, educativas, y en último lugar, coercitivas.




» Acerca de esta publicación:

• Esta publicación NO ha sido creada por Leales.org y NO somos responsables de su contenido.

• Esta publicación no puede ser chequeada manualmente para comprobar su posible veracidad ni actualización.

• Es el propio usuario el responsable de la creación y actualización oportuna de cada una de sus publicaciones.


» Acerca de Leales.org • tu guía animable

• ¿Qué es y para qué sirve?:

Leales.org es la WebApp más completa del mundo para buscar o difundir animales perdidos o encontrados, en acogida temporal o adopción definitiva, servicios y profesionales, eventos o campañas, ayudas y donaciones, sitios que admiten "Animables", artículos y blogs; fomentando así el bienestar animal, su tenencia responsable y la mejor difusión de animales sin hogar.

• ¿Cómo se accede?:

Escribiendo Leales.org en cualquier navegador de Internet de cualquier móvil, tablet, ordenador o dispositivo electrónico y con cualquier tamaño de pantalla, sistema operativo o memoria disponible.

Sin necesidad de descargar, ni instalar, ni registrarse, ni tener cuenta de redes sociales, ni tan siquiera de correo electrónico.
Gratuitamente y las 24h. Publica directamente desde aquí: leales.org/difundir

#Difunde en #LealesOrg y #adopta para #AdoptaNoCompres O un #SeBusca de #perro o #gatos; #perdido o #encontrado y evitar el #MaltratoAnimal para conseguir el #NoAlMaltratoAnimal, el #NoLoAbandones, el #AbandonoCero y el #SacrificioCero

NO LO ABANDONES, SÚBELO A LEALES.ORG Y SALVA UNA VIDA

Estamos en todos los navegadores: Leales.org y en todas las redes sociales: @lealesorg y #LealesOrg