¿Deberían los niños visitar una protectora de animales?


Hace cosa de un mes estuvimos en Asturias. Durante ese viaje, una tarde, nos acercamos a la perrera municipal de Gijón, ubicada en Serín y gestionada por la Fundación Amigos del Perro, para conocer sus instalaciones y a sus animales.

Creo que el sitio en el que más tiempo estuvimos fue en las gateras, las zonas en las que gatos adultos esperan su segunda oportunidad. Vimos allí a animales hermosísimos, algunos tímidos, otros deseando disfrutar de los mimos que pudimos dedicarles el rato que allí pasamos.


En la presentación de Mastín y la chica del galgo el pasado viernes hablamos de si los niños deberían visitar las protectoras de animales. La verdad es que si pudiera ser como lo hicimos nosotras, mi hija y yo, estaría muy bien. Pero los voluntarios están a tope, faltos de tiempo, y no siempre es viable que acompañen a un par de personas por la protectora. De poder ser, desde luego es la mejor forma de que nuestros niños puedan crecer sabiendo de la importancia de adoptar, que los animales no son objetos sino seres vivos, individuos diferentes, a los que respetar.

Como os decía, no siempre es viable. Desde luego es difícil llevar excursiones escolares a las protectoras. Pocos de estos lugares estarían preparados para recibir un autobús con cincuenta niños y que pudieran mostrarles con seguridad la realidad existente en nuestro país respecto a la protección y el maltrato animal.

Son lugares a veces de difícil acceso, que no tienen precisamente amplios pasillos, en los que puede haber clavos sueltos, rejas y mallas destartaladas y animales no siempre amigables como peluches, sino nerviosos, asustados, recelosos…

Lo que sí sería recomendable es que todos los niños recibieran en algún momento una visita en su colegio de alguna persona capacitada para mostrarles esta realidad con una charlas, fotos, vídeos, incluso llevando algún animal de esos que sí disfrutan en compañía de niños y no se estresan fácilmente.

Es decir, llevar la protección animal a los colegios.

Y los padres interesados deberíamos solicitarlo en los centros escolares de nuestros hijos, contactando con las protectoras para pedir su ayuda.

Yo acudí al colegio de mi hija cuando estaban en Infantil junto a mi perra Troya para hablarles de todo esto y no descarto volver a hacerlo ahora que están a punto de terminar Primaria. Por suerte su colegio es receptivo a estas propuestas.

Educar a nuestros niños, enseñarles lo que está pasando en nuestro país y plantar en ellos la semilla de la empatía por los demás, animales y otros seres humanos, es una de las mejores formas de frenar los números del maltrato y abandono que tenemos.

Por cierto, las protectoras no son el mejor lugar para los niños y tampoco para los gatos. Incluso estando en sitios como Serín, en una zona tranquila y apartada del bullicio perruno, en un número razonable, con unas instalaciones cuidadas y decoradas con cariño por los voluntarios, precisan salir de ahí rumbo a buenos hogares, todos ellos.

Termino trayendo algunos de los gatos asturianos que conocimos, puedo asegurar que serían unos maravillosos compañeros. Se pueden adoptar en toda España. El contacto para recibir más información, ofrecerse como acogida o adoptarles es adopciones@amigosdelperro.org 684607160.

Bambino es grande, mofletudo y achuchable, muy sociable. Mi hija conectó especialmente con este siamés de tres años que era todo mimos y no tardo ni un minuto en ponerse en su regazo a ronronear.

Reme vivó durante muchos años vivió en la calle. Llegó al albergue enferma y en malas condiciones. Después de los pertinentes cuidados veterinarios, ya está preparada para irse a un hogar, con una familia que la cuide. Convive con otros gatos sin problema ninguno, es mimosona y parlanchina. Una abuelita encantadora y sana que se deja querer.

Pulgui es muy tranquila y tímida. Le encanta estar en su cestita. Tiene cuatro años.

Nami es un poco independiente, aunque le gusta que la colmen de atenciones. Necesita una familia que no le agobie y respete sus tiempos. Convive con otros gatos. Tiene cuatro años.

Bon es un saco de mimos que busca continuamente el contacto humano. Excelente carácter, es el gato croqueta por excelencia, extremadamente achuchable. Tiene tres años, igual que Jovi.

Jovi es compañera de Bon. Es una gatita asustada por su nueva situación, que poco a poco va tolerando la presencia de extraños. Demasiados cambios en su vida que debe superar poco a poco. Necesita un hogar donde pueda recuperar la calma, sentirse querida y protegida.




» Acerca de esta publicación:

• Esta publicación NO ha sido creada por Leales.org y NO somos responsables de su contenido.

• Esta publicación no puede ser chequeada manualmente para comprobar su posible veracidad ni actualización.

• Es el propio usuario el responsable de la creación y actualización oportuna de cada una de sus publicaciones.


» Acerca de Leales.org • tu guía animable

• ¿Qué es y para qué sirve?:

Leales.org es la WebApp más completa del mundo para buscar o difundir animales perdidos o encontrados, en acogida temporal o adopción definitiva, servicios y profesionales, eventos o campañas, ayudas y donaciones, sitios que admiten "Animables", artículos y blogs; fomentando así el bienestar animal, su tenencia responsable y la mejor difusión de animales sin hogar.

• ¿Cómo se accede?:

Escribiendo Leales.org en cualquier navegador de Internet de cualquier móvil, tablet, ordenador o dispositivo electrónico y con cualquier tamaño de pantalla, sistema operativo o memoria disponible.

Sin necesidad de descargar, ni instalar, ni registrarse, ni tener cuenta de redes sociales, ni tan siquiera de correo electrónico.
Gratuitamente y las 24h. Publica directamente desde aquí: leales.org/difundir

#Difunde en #LealesOrg y #adopta para #AdoptaNoCompres O un #SeBusca de #perro o #gatos; #perdido o #encontrado y evitar el #MaltratoAnimal para conseguir el #NoAlMaltratoAnimal, el #NoLoAbandones, el #AbandonoCero y el #SacrificioCero

NO LO ABANDONES, SÚBELO A LEALES.ORG Y SALVA UNA VIDA

Estamos en todos los navegadores: Leales.org y en todas las redes sociales: @lealesorg y #LealesOrg